Favoritos Twitter

sábado, 7 de mayo de 2016

MAYO DE 1940 "en tierra de nadie"

Después de la nominada al Oscar "Feliz Navidad" y del thriller de espías "El Caso Farewell", Christian Carion llega a los cines de España con un drama ambientado en Francia durante el inicio de la ocupación francesa. La película, nominada a los Premios Cèsar del Cine Francés a la Mejor Música Original de Ennio Morricone, está protagonizada por un elenco internacional en el que destacan August Diehl, Matthew Rhys, Mathilde Seigner y Olivier Gourmet.

Coincidiendo con el inicio de la ocupación francesa por parte de los nazis en 1940, un alemán (August Diehl) huye del nazismo a un pequeño pueblo de Francia hasta que es encarcelado confiando la vida de su hijo en las manos de una joven maestra (Alice Isaaz). Pero, la invasión alemana separá sus caminos y tendrá que viajar para encontrar a su hijo.

Hace menos de un año se estrenaba la adaptación al cine de "Suite Francesa" donde también se retrataba la ocupación nazi del país galo. La película protagonizada por Michelle Williams comenzaba con la presencia en las carreteras de la población francesa. Mientras que aquella este hecho servía tan sólo de inicio, en "Mayo de 1940" retrata concretamente la huida de millones de franceses ante el temor de ser arrasados por los nazis en su conquista de los pueblos. Bajo este marco, Christian Carion nos presentan a una serie de personajes perdidos en tierra de nadie, que le sirven para retratar el horror de una época en la que se obligó a muchas personas a dejar atrás sus hogares y sobrevivir a los vaivenes del hambre o las bombas.

Narrada como si de un western de historias cruzadas se tratara, "Mayo de 1940" retrata diferentes aspectos de la ocupación francesa. Desde la resistencia británica, los ataques nazis o la propaganda de la guerra, pero sobre todo el día a día de estas caravanas de personas luchando por encontrar un refugio donde estar a salvo. Ese es uno de los poderes de la película, mostrar el horror cómo tenía que ser huir de tu propio hogar y sufrir desde el hambre, los ataques de los aviones o ver cómo incluso compatriotas se aprovechaban de dicha situación para sacar tajada. Pero, ante todo este horror y tanta rabia, Christian Carion pretende mostrarnos la otra cara del ser humano, capaz de sacar lo mejor de sí ante situaciones tan difíciles. 




La película rezuma un aire de clasicismo que deja muy buen sabor de boca, es dura y delicada, a la vez que se vale de una emotividad nada impostada ni maniquea para contarnos esta historia de un padre que hará todo lo posible por encontrar a su hijo y de un pueblo que se unirá para conseguir llegar a su objetivo. A través de una hermosa fotografía, Christian Carion sigue con la cámara mediante una manera delicada y con buen gusto a estos personajes consiguiendo adentrarse en ellos, hacernos partícipes de la rabia, el dolor, pero ante todo el amor. Porque "Mayo de 1940" en el fondo, tras las escenas de acción y combate, es una hermosa historia de amor paternal.

"Mayo de 1940" es una película casi sobresaliente sobre la Segunda Guerra Mundial, que se distingue de otras producciones más academicistas en la mirada honesta que le imprime a sus imágenes y a la verdad que respiran unos personajes interpretados por un elenco internacional, donde el francés se mezcla con el inglés o el alemán, algo que esperemos que la (anti)magia del doblaje no estropee. Si August Diehl, Matthew Rhys u Olivier Gourmet ofrecen unas notables interpretaciones, son ellas las que muestran el retrato de unas mujeres fuertes, sobresaliendo una Alice Isaaz que aporta una humanidad y ternura que la sitúan en uno de los rostros más interesantes a seguir en el cine francés.

+ La honestidad de sus imágenes.
- Algún salto en la narración, ¿tijeras en el montaje?

PUNTUACIÓN TOTAL:  *  *  * y 1/2










Reacciones: