Favoritos Twitter

domingo, 1 de mayo de 2016

FESTIVAL DE MÁLAGA 2016 "CALLBACK da la sorpresa y deja de lado el cine social".

Y ya definitivamente el Festival de Cine Español de Málaga cierra sus puertas, ayer se presentó la última película de la Sección Oficial "Nuestros Amantes" de Miguel Ángel Lamata y se dio a conocer el Palmarés con su respectiva entrega de premios por la noche.




Ahora toca el momento de recoger y reflexionar sobre lo qué ha supuesto esta intensa semana de cine español. Unos días que hemos disfrutado como si fuéramos niños, viendo muchas películas, corriendo de un lado para otro, entrevistando a gran cantidad de directores o actores, hablando con nuestro compañeros de prensa, reencontrándonos con gente, conociendo nuevas personas. Es todo un gusto ver cómo la gente de esta ciudad se vuelva con el Festival, comprobar cómo todos nos emociona el cine español. Creemos que un festival como este ayuda a mejorar la imagen de un cine que a veces es menospreciado por parte de un sector, pero que otra vez demuestra la gran variedad de propuestas que hay en el cine español.


EL NIVEL DEL CINE ESPAÑOL

Tras dos ediciones bastante flojas, sobre todo la última, parecía que había tomado nota el comité seleccionador cuando se iban anunciando las películas que formarían parte del Festival. Entre los elegidos grandes nombres de directores consagrados como Isaki Lacuesta, Eduard Cortés, Kike Maíllo o Helena Taberna que se mezclaban con directores nóveles que traían propuestas interesantes como Marc Crehuet con "El Rey Tuerto" o David Cánovas con "La Punta del Iceberg".

Finalizado el festival, hemos de reconocer que el nivel ha mejorado sustancialmente respecto a años anteriores, donde 2 ó 3 grandes películas destacaban con auténticos desastres. Sin embargo, vistas las películas creemos que la impresión era muy mejor antes del festival. Algunos de estos grandes nombres no han cumplido, pero la diferencia a otras ediciones es que sin haber grandes obras maestras el nivel se ha mantenido bastante uniforme, no muy alto pero sin grandes desastres a excepción de "El Futuro ya no es lo que era" que pasará a la historia del Festival de Málaga como de lo peor que nunca haya programado.

Contentos no vamos por lo menos, porque normalmente los productores se dejan las grandes bazas para el otoño y el invierno, temporada cercana a los premios, arriesgándose con directores nóveles ahora en el festival o producciones que por fechas se han quedado en tierra de nadie. Si este es el nivel de ahora, esperando a que mejore el resto del año, bienvenido sea. 




Este año se han arriesgado con un cine social que no deja de lado al espectador con películas como "Cerca de tu casa" o "El Rey Tuerto", intercalando producciones con mayores presupuestos como "Gernika" de Koldo Serra que hasta hace bien poco parecían relegadas de este festival. Hasta hace bien poco, o veíamos comedias para todos los públicos producidas por las televisiones, o cine demasiado arriesgado. La calidad está en la variedad, en ofrecer al espectador una amplia oferta que vaya desde un cine más experimental como "Zoe" de Ander Duque, que ha acabado entusiasmando a la crítica y el público, pasando por cine de presupuesto medio como "Toro" de Kike Maíllo, y hasta ofreciendo comedias más inteligentes como "La Noche que mi Madre mató a mi Padre" de Inés París. 

Todo tiene cabida en la muestra de cine español más importante del mundo, lógica que además sea en España, lo que seguimos echando en cara es que a veces piensen que el público es tonto y que para poder llamar la atención del público y que acuda al festival necesitan incluir esas películas, que son necesarias en la taquilla habitual, pero que le encontramos sentido en un festival como este. Sin dar nombres, todos sabemos perfectamente cuáles han sido las de este año. Por mucho que una de las grandes televisiones sea el patrocinador del festival, debería cuidar lo que presenta en Málaga, y este año ha empezado a hacerlo con "Toro" y "Kóblic", pero no con otras propuestas que no aportan nada al Festival y su consumo va dirigido al cine directamente, sin la necesidad de este circuito.

EL PALMARÉS

La verdad es que nos dejó a casi todos sorprendidos, en parte. Por un lado "La Próxima Piel" de Isaki Lacuesta e Isa Campo obtuvieron su merecida recompensa con varios premios (director, montaje, actriz para Emma Suárez, Especial del Jurado, Premio de la Crítica). Por el otros, el jurado se arriesgó con la independiente y perturbadora "Callback" de Carles Torras. El retrato de este psicópata aspirante a actor en Nueva York podría ser una respuesta lógica en un jurado liderado por el siempre arriesgado Manuel Martín Cuenca. No era nuestra favorita, tampoco era la mejor del festival, pero es aplaudible y respetable que quieran premiar esta película. Sin embargo, vemos un exceso de premios hacia ella, olvidando de esta manera a otras películas como "El Rey Tuerto" de Marc Crehuet que ha sido una de las grandes revelaciones del festival, mereciéndose el premio al mejor guión y alguno para sus actores, los mejores del festival donde destacaban Alain Hernández y Betsy Túrnez.




Si el festival ha querido que "superproducciones" españolas como "Gernika" tuvieran cabida en el certamen, el jurado ha considerado que no merecía mención alguna, a pesar de que a nivel técnico era superior a todas. Tanto montaje como fotografía era dos premios que se debía haber llevado perfectamente, aunque la fotografía de "Kóblic" y finalmente ganadora no desluce en el palmarés.

CONCLUSIÓN

Nos despedimos del festival por este año, con un agradable sabor de boca, hemos encontrado películas interesantes como "El Rey Tuerto", "Zoe" o "La Próxima Piel", pero sobre todo nos llevamos la impresión de que el cine español, por mucho que algunos quieran asegurar, está más vivo que nunca a pesar de las dificultades. Hay una gran cantidad de personas con muchas ideas y muy creativas que luchan para mostrar un cine variado y que merece la pena ser visto.









Reacciones: