Favoritos Twitter

jueves, 19 de mayo de 2016

EL REY TUERTO "las fisuras del sistema"

Este viernes se estrena en cines "El Rey Tuerto", adaptación de la obra de teatro "El Rei Borni" que se presentó en el pasado Festival de Málaga, donde fue una de las películas con mayor recibimiento por parte de la prensa y el público, a pesar de que finalmente no recibió ninguna mención en el Palmarés.

Una noche cualquiera cualquiera dos amigas de la infancia se reencuentran, allí presentarán a sus respectivos novios. Ignacio (Miki Esparbé) documentalista comprometido que suele acudir a manifestaciones y David (Alain Hernández) un policía antidisturbios se enfrentarán cara a cara cuando descubran que fue este último que hizo perder un ojo a Ignacio con una pelota de goma.

El mismo equipo que creó y durante años representó esta sátira sobre la crisis actual y sus consecuencias morales, da el salto al cine para hacer uso de las posibilidades de este medio y llegar a un número mayor de espectadores posible. Sin alejarse en exceso de las cuatro paredes en las que se sitúa la acción de la obra, ahora la película, Marc Crehuet nos invita a encerrarnos con estos cuatro personajes que perfectamente podría representar dos posiciones opuestas de nuestra sociedad, opiniones enfrentadas y, supuestamente, obligadas a no entenderse.

Como los buenos narradores de historias, Crehuet coge todas las herramientas a su disposición para llegar a la mente de los espectadores, se muestra inteligente y sutil en su planteamiento, consigue engancharte a través de una magistral presentación de personajes, donde un humor más cercano a la comedia negra hace que se despierte tu interés por momentos. Uno puede saber a lo que va con "El Rey Tuerto", pero su director no muestra sus cartas a la primera de cambio, sino que es capaz de seducir hábilmente al espectador despertando la risa, hasta que llega un momento que se deja de contemplaciones y se lanza de lleno sobre lo que verdaderamente importa. Es en ese momento, ese giro de los acontecimientos, en el que la tensión se multiplica por momentos, dejando en shock al espectador en un análisis soberbio de lo que han supuesto en los ciudadanos las consecuencias de la crisis económica.



                        RUEDA DE PRENSA FESTIVAL MÁLAGA

Marc Crehuet nos presenta a cuatro personajes cuyos discursos chocan; personas que creen poseer la razón y la solución de los problemas de una manzana tan podrida como la sociedad actual. A través del enfrentamiento entre un manifestante de ideología de izquierdas y un policía antidisturbios, Crehuet analiza las grietas del sistema, un sistema corrompido que nos ha dejado a la intemperie para que nos matemos los unos a los otros, nos odiemos, lo que en el fondo deriva la atención de lo que los poderosos quieren: obtener más y más poder, a la vez que su enriquecimiento económico.





Posiblemente la posición del director y de la mayoría de los espectadores se acerque a la del personaje interpretado por Miki Esparbé, el damnificado en una protesta, pero el gran poder de "El Rey Tuerto" es su capacidad de repartir leña tanto a unos como otros. Su hábil guión, sus diálogos inteligentes o un ácido y corrosible humor convierten a "El Rey Tuerto" en un digno y gran análisis de posicionamientos ideológicos. Ni los buenos son tan buenos, pudiendo ser partícipes de aquello que tanto critican, ni los malos son tan malos. Y entre todo este lío de buenos y malos se sitúan cuatro actores que parecen haber nacido para su personaje, siendo capaces de aportar con pequeños gestos o miradas los suficiente mensajes para que el espectador esté constantemente pensando. Si las chicas están magníficas, sobresaliente Betsy Túrnez. y Miki Esparbé explora un interesante registro nunca visto en su carrera, el que se lleva la gloria es Alain Hernández. El que fuera nuestro elegido como actor revelación del año pasado por "Palmeras en la Nieve", se mete en la piel de un oscuro personaje al que es capaz de dotar de los matices, el odio, la rabia y la ternura suficiente para ser tanto el hilo conductor, como para que el espectador  no se distancie de él en ningún momento.

"El Rey Tuerto" es una película que despertará las risas del espectador, a la vez que podrá enmudecer a mucho otros, todo esto es debido a que Marc Crehuet propone la película como juego en el que no dejará tregua a nadie gracias al buen uso de los recursos técnicos, algo muy alabable siendo esta su primera incursión en el cine. Se rodea de un equipo que desde la desasosegante fotografía, su agobiante música y juguetón montaje desafía al espectador a pasar una hora y media donde podrá reír y reflexionar, estando presentes sus arrebatadoras imágenes durante mucho tiempo en la cabeza de uno.

+ El estado de shock en el que deja al espectador.
- Algún exceso de su tercio final.

PUNTUACIÓN TOTAL: *  *  *  *



Reacciones: