Favoritos Twitter

domingo, 10 de enero de 2016

SECRETOS DE GUERRA "la resistencia de la infancia"

En plena temporada de premios, tanto los Oscar como los Goya, se cuela discretamente en nuestra cartelera una pequeña película Holandesa que se desarrolla durante la Segunda Guerra Mundial, con la resistencia holandesa contra los nazis como telón de fondo.

Durante la ocupación alemana de Holanda, dos niños de un pequeño pueblo viven ajenos a la situación que les rodea. Sus familias en secreto pertenecen a bandos contrarios, la resistencia alemana y el nazismo. Pero, nada de todo esto les influirá hasta la llegada de una misteriosa niña que rápidamente hará amistad con los dos niños. Sin embargo, todo cambiará cuando ésta le revele a uno de ellos un pequeño secreto de guerra.

Entre el empacho navideño de estrenos blockbusters llegados desde Hollywood, el aluvión de películas nominadas a los Globos de Oro y nominables a los Oscar que buscan rascar algo en la taquilla, se estrena una historia situada en la Segunda Guerra Mundial. La que a priori podría ser otra película europea sobre el fatídico conflicto bélico, aporta una mirada diferente, que no innovadora, pero al fin y al cabo diferente. Dennis Bots no pretende ofrecer un retrato minucioso de lo que fue la resistencia holandesa, quien acuda a esta película con las pretensiones de aprender algo sobre este movimiento, se dará de bruces con algo distinto. Asistimos a una historia sobre la infancia, sobre el paso de ésta a la madurez debido a algo tan terrible como la guerra. La sincera mirada de la infancia de lo que entiende, y sobre todo, de lo que no comprende de un mundo cruel rodeado de adultos condenados a no entenderse. 






Por lo tanto, la película de Dennis Bots es un relato que versa realmente sobre las consecuencias de la guerra en la infancia, en cómo unos niños reaccionan ante esta, afrontando injusticias y crueldades, a la vez que se resisten en conservar su máximo interés, jugar y disfrutar de la vida. Pero, las sombras de la guerra harán que los dos amigos principales conozcan el odio y sus diferencias sean cada vez mayores. Uno es hijo de una familia perteneciente a la resistencia holandesa en secreto, el otro coquetea su entorno con el nazismo. Un enfrentamiento que utiliza su director como recurso para hablarnos de las relaciones humanas, la amistad, la incondicionalidad y cómo llega un momento que los grandes amigos de la infancia hay que dejarlos volar.




No estamos ante la gran película sobre la Segunda Guerra Mundial, tampoco creemos que esa sea su intención. Sin embargo, este drama antibelicista está rodado con soltura y frescura, ofreciendo un retrato diferente, al estar protagonizada por niños. Poco importan realmente los actores secundarios, padres, familia o soldados nazis. De lo que nos quiere hablar Dennis Bots es de las consecuencias de los aparentemente inocentes juegos infantiles en un ambiente hostil como el de la época que retrata la película. Quizás, se le puede echar en falta un poco más de profundidad en el momento histórico, o que al fin y al cabo la historia resulte demasiado simplista. Sin embargo, todo ésto se le puede perdonar a una película que resulta muy actual, al poner sobre la mesas unos valores fundamentales que bien se echan en falta en nuestro días.

+ Sus jóvenes protagonistas.
- Algunas trampas argumentales del guión.

PUNTUACIÓN TOTAL: *  *  *


Reacciones: