Favoritos Twitter

lunes, 11 de enero de 2016

JOY "un corazón salvaje"

La nueva comedia de David O. Russell de la mano de Jennifer Lawrence era uno de los platos fuertes de la temporada de premios, favorita en las quinielas antes de su estreno. Finalmente, habrá que ver qué ocurrirá, al haber sido nominada tan sólamente a dos Globos de Oro (película y actriz de comedia), aunque finalmente ha ganado al de mejor actriz.

Joy Mangano (Jennifer Lawrence) es una joven ama de casa que desde pequeña le ha gustado hacer pequeños inventos. Harta de una vida poco trascendente y de su alocada familia, decide emprender la aventura de sacar adelante un invento que revolucionará los hogares americanos. Ésta es la historia real de la reina de la teletienda americana.

La carrera de David O. Russell es digna de admirar, con altibajos, pero siempre manteniéndose fiel a un estilo que ha ido poco a poco depurando. La mezcla de comedia en las situaciones más dramáticas posibles, personajes y familias disfuncionales, grandes diálogos y un empaque visual bien trabajado que siempre acompaña a sus películas. Tras la poco valorada "Extrañas Coincidencias" tuvo un parón artístico de seis años hasta que regresó con "The Figher", su mejor película. Después de ésta ha encadenado película tras película, que lo han convertido en uno de los directores más respetados del momento, hasta el día de hoy.







"Joy" tiene todos los elementos básicos que le han funcionado a David O. Russell para triunfar en sus últimas películas, los anteriormente mencionados. Sin embargo, puede por mucho que sigas la misma receta y los mismos pasos, no siempre saldrá el resultado final del horno con el mismo regusto que en otras ocasiones. Precisamente es lo que le ha ocurrido a "Joy", historia de la creadora de una mopa que se podía escurrir, que más tarde se convertiría en la reina de la teletienda.

A pesar de todo, no se le puede negar a Russell el buen gusto y la manera de hilar acontecimientos a través de uno personajes totalmente alocados, donde sabemos que los secundarios nunca quedan desdibujados tras el retrato de los principales. La historia en ocasiones tiene diálogos divertidos, resulta entretenida y sus más de dos horas de metraje nunca se hacen pesados. Sin olvidar el espléndido trabajo de todos sus actores, desde la siempre portentosa Jennifer Lawrence, pasando por una rescatada Isabella Rossellini roba escenas.


Sin embargo, a pesar de todo, no podemos tener más que la sensación de estar ante una película decepcionante, que quizás no le han imprimido la suficiente garra que se sentía en sus anteriores films, teniendo la sensación de estar ante un refrito de toda su filmografía pasada por el colador del buenrrollismo. Menos mordaz, menos rabia, menos ingenio. Quizás esta película rodada por un director debutante podría haber recibido el beneplácito de la crítica, pero sabiendo lo que se le puede exigir a David O. Russell, no podemos más que sentarnos ante la pantalla, y al igual que él poner la mente en modo automático para ver la historia de superación y frustraciones de una joven americana que hará todo lo posible por sacar tanto sus ideas como a su familia adelante.

Aunque "Joy" no pasará por la mejor película de su director, tampoco de la temporada de este año que comienza, podrá ser disfrutada fácilmente por el espectador, sin desagradar pero tampoco sin llegar a emocionar, algo que precisamente era lo que reclamaba esta historia.

+ Su falta de melodrama.
- Las escenas que emulan las telenovelas, completamente fuera de tono.

PUNTUACIÓN TOTAL:   *  *  *


Reacciones: