Favoritos Twitter

sábado, 3 de mayo de 2014

Emilio Aragón: "Robert Duvall tiene muchas papeletas para llevarse el Oscar"

Tras dar el salto al cine con la película "Pájaros de Papel", Emilio Aragón estrena el próximo viernes nueve de mayo una coproducción con Estados Unidos junto a Robert Duvall, Luis Tosar y Angie Cepeda.
En el Festival de Málaga estuvo presentándola, siendo la película elegida para clausurar la Sección Oficial y pudimos tener una larga conversión sobre la película.



Su debut en la dirección "Pájaros de Papel" hablaba de la familia de cómicos que viajaban por la España de la post-Guerra y aquí retrata a un abuelo y un nieto que emprenden un viaje.
¿Es éste un tema que le interese en especial?

Ha sido casualidad, pero de alguna manera sí que evidentemente esa historia, aquí tratada desde otro ángulo, el del tema de la relación y de esa diferencia de generaciones y de maneras de entender la vida.

Sorprende que la película que es una road-movie y con personajes que son vaqueros, el principal sea un anciano. ¿Le gustó esta idea del guión a la hora de decidirse por hacer esta película?

Sí, yo creo que hay dos cosas aquí importantes, el tema de la relación de la familia, pero sobre todo, el hecho de que la sociedad americana con respecto con el tema de la tercera edad. Hay cierto grado de cinismo en ese sentido y el tema de la seguridad social, de cómo están tratados de puertas afuera, hay bastante demagogia porque luego hay una realidad escondida que es bastante dura.

Sin embargo, en la película se muestra cómo uno de estos ancianos se resiste a ser olvidado y apartado de la sociedad: 

Este hombre se resiste a que el sistema y la sociedad le arrincone. Yo creo que es uno de los alegatos de la película, que nadie tiene derecho a decidir por nadie y sobre todo en este caso. Este personaje que es una fuerza de la naturaleza, tanto el personaje como el actor, los dos. En ese sentido él se resiste a que nadie decida por el, él quiere firmar el último capítulo de su vida, ya que además le quedan algunos.



Red Bovie es un vaquero a la antigua usanza, ¿cómo veían tanto Robert Duvall como usted a este personaje?

Duvall me comentaba mucho sobre el perfil, cómo eran estos vaqueros en los años 50, 60 y 70; este tipo de hombre que veía la vida de una manera...que le gustaba cantar, le gustaba bailar, que bebía la vida a sorbos. Él me comentaba que con el personaje tenía la posibilidad de los distintos registros, la comedia, el drama y la ternura.

Según ha contado hubo mucho complicidad entre usted y Robert Duvall, algo que propicia a que los rodajes sean más fluidos y aparezcan cosas que no están en el guión. ¿Hubo alguna escena que surgiera de esta forma?

La secuencia de la canción que el canta en el coche, eso lo improvisamos. Él me dijo "oye,¿te parece que él cante aquí una canción? Porque esa gente suele ser así, yo lo veo cantando a este tío en el coche", y le dije "yo lo veo". Cuando lo rodamos, me gustó tanto que dije en el set "creo que la voy a provechar toda" y de hecho la aproveché casi toda.

¿Qué implicación tuvo Robert Duvall con la película, una modesta coproducción entre España y Estados Unidos?

Él siempre quiso y siempre estuvo enamorado de ese personaje que llevaba más de 25 años rondando y reescribiéndose por William Wittliff. Él siempre quiso hacer el personaje. Yo hablaba con su mujer y me decía "lleva tres meses que lo único que hace durante el día es pasear con el perro e interiorizar el personaje". No sólo es que se supiera el guión al derecho y al revés, sino que se acordaba de frases de otras versiones del guión, hasta ese punto tenía incorporado el personaje.

¿Qué podría destacar de Robert Duvall a la hora de interpretar el papel de Red Bovie?

Sobre todo la manera de colocar las frases como las coloca Duvall, hay muy poca gente que lo haga. Y sobre todo colocar frases irónicas en momentos dramáticos es un maestro, por lo menos a mí me lo ha precido a lo largo del rodaje y en el resultado de la película.
También, él me pidió si podíamos algunas secuencias dejarlas para la tercera semana del rodaje por temas de la historia, que los personajes se conocían mejor. Hay momentos memorables del rodaje en los que la atmósfera que se podía respirar y crear porque había días que era Red Bowwie, no era el actor, era el personaje que entraba en el set.
Me acuerdo un día que estábamos rodando la secuencia del cementerio, nos estaba amaneciendo y teníamos que terminar y se oía la voz de él detrás "Come on, guys! Come on!", como diciendo "¡podemos hacerlo". Trabajar de esa manera es un lujo.

El principal reclamo de la historia es la del personaje de Red Bovie, interpretado por un Robert Duvall que aparece en casi todas las secuencias, ¿para ello era necesario que tanto el personaje como el actor transmitieran mucha fuerza?

Ese es otro de los temas importante de la película yo le comentaba a Robert Duvall que tenía una duda, no sabía si llamarla "Una Noche en el Viejo México" o llamarla "Red Bovie", porque la película se podría llamar perfectamente "Red Bowie", que es el personaje que él hace. El personaje tiene tanta fuerza que arrastra al resto de personajes en la película, en la historia. Es el que vertebra absolutamente todo. Evidentemente está ese triángulo de estos tres personajes a la deriva, pero el personaje suyo es el que verdaderamente hace de motor del resto.


¿Cómo es trabajar con un actor que es ya de por sí forma parte de la historia del cine?

A mí por ejemplo me emocionó muchas veces. Un día me emocioné muchísimo, fue una secuencia reveladora, hay un momento de enfrentamiento entre nieto y abuelo. Yo llegué a la decisión de hacer ensayos rodados para intentar concentrar ahí mucha energía y cuando terminamos la primera toma estaba absolutamente emocionado y fui y le di un abrazo y yo creo que hasta él se sorprendió y el tío se quedó diciendo "¡Caramba!". Me comentó que le había gustado eso, sobre todo porque luego al final al actor le gusta de alguna manera que alguien le de un mínimo de seguridad por mucha experiencia que tengas, que alguien te esté diciendo "estamos en el camino". Me acuerdo que además hubo un día en el que comentó así de pasada "¿Te ha parecido bien la secuencia? Hoy no me has abrazado", ese fue un momento así muy espontáneo.

Además de la secuencia del coche, ¿hay algo más que haya cambiado respecto del guión original de William D. Wittliff?

El situar parte en el Día de los Muertos, eso no estaba al principio. El guión que recibí se desarrollaba el cinco de mayo, que es el día de la Indecencia. Y era una de las cosas que le propuse, llevarlo al día de los muertos, que le daba una connotación de otra manera.

La película aunque está ambientada en el Estado de Nuevo México, se rodó en Brownsville, en el Estado de Texas, ¿por qué rodó en Estados Unidos las escenas ambientadas en México?

Estábamos localizando, lo primero era rodarla en Nuevo México por cuestiones de presupuesto y luego miramos Austin y Bronwsville. Hicimos el primer viaje para localizar y cuando vi el sitio me gustó, porque además los pueblo fronterizos tienen esa cosa indefinida. Al otro lado de la frontera hay cosas desdibujadas, que se solapan y que no sabes de qué sitio. Me preguntaban en Estados Unidos que por qué no habíamos rodado al otro lado de la frontera ya que estábamos a 100 metros. Por un lado, por cuestiones de tanto de seguro como prácitco de rodaje. Pero, por otro lado es una zona complicada la de Matamoros.[Matamoros es una ciudad de México que hace frontera con Estados Unidos]
Muy curioso el rodaje con respecto a la localización porque tuvimos mucha suerte en ese sentido, cuando decidimos que íbamos a rodar la película allí, la gente del pueblo se volcó, el alcalde nos brindó mucha ayuda, la policía también. De alguna manera convertimos las calles en nuestro decorado


¿Una zona demasiado peligrosa como para rodar tranquilamente en ella?

Me acerqué un día a una zona en donde el exterior, hay un momento en que se sientan los tres personajes en una furgoneta, hay una fachada de un hotel abandonado. Ese hotel está literalmente a ochenta metros de la frontera y le pregunté al pintor, que era mexicano y nos estaba pintando la fachada"¿Todo bien?"y respondió "sí, todo bien, salvo una balasera que hubo aquí, pero todo bien". Había rebotado una bala en la fachada mientras él estaba pintando. Esa es la situación real que está pasando en esa parte de la frontera de Estados Unidos.

Un rodaje complicado por lo tanto, ¿además por las condiciones climatológicas?

El calor era tremendo y me sorprendían los actores, sobre todo Duvall con 81 años. Imagina lo que es un interior con el aire acondicionado apagado, en una cantina y 40 grados fuera y dentro. Era insoportable y se nos desmayó uno de los chicos un día, porque eran temperaturas tremendas. Pero, veías a Duvall sentado en su silla, empapado en sudor, pero tranquilo, se levantaba y con un ejemplo así te empapa a tí y contagia al resto del equipo.

La película está rodada en su mayoría en inglés, ¿triple salto mortal para un director español?

En ese sentido, para mí un verdadero aprendizaje. No dejas de aprender en esta profesión, es una de las cosas más bonitas y en este salto mortal mío de rodar en una película en inglés. Porque aunque hables en inglés, no es lo mismo aquí en una mesa que en un set y querer transmitir después de una toma los cambios que quieres. Pero, aún así cuando ruedas una secuencia o un plano y quieres cambiar una cosa, claro no estás en tu idioma, pero en eso me ayudaron mucho y Duvall también.

¿Le preocupó en algún momento que el idioma fuera un impedimento para poder transmitir lo que tenía pensado a sus actores?

Eso era lo que a mi a priori me preocupaba, por eso intenté atajar ese problema hablando previamente mucho con ellos. Y una vez que tuvimos muy claro el perfil del personaje, eso me permitió ir al set con más tranquilidad.


La película se presentó a la pasada edición de los Premios Goya sin haberse estrenado y finalmente recibió tan sólo dos nominaciones (Mejor Música y Canción Original). ¿Le da pena que por esta táctica de promoción se quedara con menos nominaciones de las que podría haber obtenido si se hubiese estrenado antes comercialmente en cines?

Lo que ocurrió es que como teníamos que entrar en el año natural y estas historias que pasan, nosotros tuvimos la oportunidad de poder enviar a los académicos los CDs de la banda sonora y de la música. Sobre todo la página, hay una página en la que puedes escuchar las músicas que se ofrece a los académicos. Pero, la película sólo pudimos enseñarla dos veces en dos pases, uno en Barcelona y otro en Madrid. Y por razones, que entiendo que la distribuidora dijera "no queremos dar copias", esas cosas de las distribuidoras, no se pudo enviar a todo el mundo, ni se pudo colgar en la web de la academia y eso fue un hándicap, evidentemente.

¿Ve otras opciones de premios más allá de los Goya?

Bueno, yo honestamente no me quiero adelantar, pero de cara a los Oscar del año que viene, creo que Duvall tiene muchas papeletas porque es un personaje que tiene muchos ingredientes. El personaje que interpreta, la edad, una historia tan americana y tan texana, sobre todo. Es un bombón el personaje y en ese sentido yo creo que perfectamente podría, si Bruce Dern ha estado nominado por "Nebraska", yo creo perfectamente que Robert Duvall podría.

Ha tenido en el set a un actor que ha estado en varias de las grande películas de la historia del cine, ¿le contaría alguna que otra historieta de Hollywood?

Sí, me contaba anécdotas por ejemplo, le gustaba las películas que había hecho, que conocemos. Pero, de repente surgió una "The Outfit", otra de mafia y me contaba cómo le habían dicho a él que la mafia en los años 70 había sido la que había obligado a que retiraran la película de algún lado porque la imagen que daba de la mafia era bastante real.
También, yo no sabía que Spielberg había hablado con él para el personaje de "Tiburón" del Sherrif, él quería hacer de pescador y por eso rechazó la película. Anécdotas de sobre mesa...


Reacciones: