Favoritos Twitter

lunes, 5 de septiembre de 2016

CAFÉ SOCIETY "el amargo sabor del pasado"

Asistimos a nuestra cita anual con Woody Allen con "Café Society", comedia romántica ambientada en el Hollywood de los años 30, y protagonizada por Jesse Eisenberg, Kristen Stewart, Steve Carell y Blake Lively, entre otros.

Woody Allen cumple años, y con ellos la añoranza y el sentimiento por el pasado, un tiempo pasado en el que todo fue mejor, o eso parece a priori. Donde el glamour y la chispa, la sencillez y la opulencia se daban de la mano de una manera muy natural. Esto es lo que se puede leer entre líneas en sus últimas películas ambientadas en otros tiempos, en contraposición con el presente, al que en la última década ha retratado mucho más decadente y sucio, ejemplos no faltan como "Match Point", "Cassandra's Dream" o "Blue Jasmine".

Es en este marco nostálgico donde Woody Allen sitúa a sus personajes, cuyos conflictos no se antojan añejos, sino que se adentra en el complicado mundo de las relaciones de una manera tan universal como es la explosión del primer gran amor, la indecisión y las malas decisiones. Como el alter ego del director, cuyos personajes principales ya no puede protagonizar, nos presenta a un joven judío que se introduce en el fantástico mundo del cine, codeándose con artistas y magnates, pero de lo que está más interesado es en seducir a la más maravillosa mujer de todo ese ambiente, una secretaria más liberal y avispada de lo que se podría imaginar para una mujer de la época.

Entre risas, reflexiones y una voz en off que va narrando también la vida del protagonista, nos adentramos en una amarga comedia donde en el fondo tiene más peso el romance que las risas, bañada por una estupenda e hipnotizante dirección de fotografía, cuyos juegos de luces maravillarán al espectador más exquisito. Woody Allen ha sabido jugar bien la baza estética, y se marca una película con un corte de cine clásico al que nunca hasta el momento había conseguido acercarse con tanta delicadeza y belleza, esos personajes que en plena declaración de amor (o quizás, desamor), cambia la iluminación para que consigamos entrar en su mente, cuerpo y alma, entendiendo su verdadero drama. 




Porque más allá de las risas, las historias sobre la familia del protagonista, "Café Society" es una bonista, triste y nostálgica historia de amor, en la que se habla sobre la dificultad de elegir a la verdadera persona de tu vida, además de las consecuencias que una decisión sobre ello puede acarrear en el resto de implicados. 

Bañada a golpe de jazz, como es habitual en su cine, Woody Allen huye del habitual triángulo amoroso para convertirlo en un cuadrado encarnado por unos principales Jesse Eisenberg y Kristen Stewart, cara y cruz de un amor del pasado, un amor que a Allen se le antoja apetecible, como si recordara una época donde enamorarse fuera más bonito y más verdadero. Pero, tal y como dice el dicho popular "cualquier tiempo pasado, fue un tiempo mejor", eso debe pensar un Woody Allen cada vez más anclado en el pasado, pero capaz de haber rodado una de las mejores películas de los últimos veinte años de su carrera.


+ La delicadeza y nostalgia que recorre la historia.
- A veces la voz en off explica demasiado.

PUNTUACIÓN TOTAL:  *  *  * y 1/2




Reacciones: