Favoritos Twitter

miércoles, 1 de junio de 2016

ACANTILADO "el sonido del silencio"

Llega a los cines la nueva película de la navarra Helena Taberna "Acantilado" que se presentó en el pasado Festival de Málaga en la Sección Oficial Fuera de Concurso, allí estuvieron presentes tanto la directora como gran parte de su equipo: Daniel Grao, Juana Acosta e Ingrid García-Jonsson, que no pudieron contar con el apoyo de Goya Toledo y Jon Kortajarena, que también tienen un papel en la película.

Un joven fiscal de País Vasco (Daniel Grao) es avisado por la desaparición de su hermana (Ingrid García-Jonsson) en Gran Canaria, después de haber estado metida en una secta. Allí buscará la verdad junto a la inspectora del caso (Goya Toledo) y una antigua amiga de su hermana (Juana Acosta).

Helena Taberna tiene una de las carreras más interesantes de los directores que han emergido en los últimos veinte años. Poco prolífica en el cine, dos documentales y tres largometraje de ficción entre los que se encuentra la actual "Acantido", pero no por ello poco interesante una trayectoria que por lo general ha estado ligada a la historia y cultura navarro-vasca. Aunque parezca difícil encontrar un punto común entre sus películas, todas ellas abordan al fin y al cabo cuestiones como la familia o la pertenencia y exclusión del grupo tanto familiar como social

Para hablarnos de estos temas Taberna adapta libremente la novela de Lucía Etxebarría "El Contenido del Silencio", adentrándose en el oscuro y tenebroso mundo de las sectas y el poder que ejercen en las personas. En esta ocasión se traslada hasta Canarias, lugar donde han emergido en los últimos tiempos gran cantidad de estos grupos, habiendo tenido lugar suicidios colectivos, brutal y espectacular punto de partida de"Acantilado".

A modo de película de investigación y grandes dosis de thriller Helena Taberna intenta meterse en la "mente del asesino" y va colocando poco a poco las piezas del puzzle que conforman el misterio de la película.  En esta historia se explora el submundo de estas sectas, y resulta curioso el enfoque que le ha dado la directora navarra, no vemos ni un atisbo de oscuridad ni penumbras, tampoco ritos violentos mezclado con sangre y sacrificios humanos. Todo lo contrario, a través de una fotografía luminosa nos presenta un grupo que se dedica a cultivar plantas, divertirse y realizar relajación y reflexiones muy New Age, hasta que la verdadera naturaleza del lobo aflora y salen a relucir sus verdaderas intenciones. Esta visión no hace más que hablarnos del poder que ejerce la necesidad de pertenecer a un grupo, la sensación de soledad y de falta de rumbo en la vida, caminos que explora detenidamente su directora como segundas capas en este aparente thriller.




Rodada con bastante gusto, la directora le aporta la suficiente tensión y sensación de inquietud para que el espectador sienta la angustia e inminente sensación de peligro que requiere la historia. A través de unos flashbacks, bastante bien entremezclados con la historia, vamos recorriendo el camino de búsqueda de la hermana del protagonista interpretado por Daniel Grao, a la vez que de búsqueda personal de éste, un personaje atormentado cuyos silencios esconden misterios y hablan bastante de algo oscuro que nunca se nos revela.

Quizás "Acantilado" no sea el thriller del año, tampoco la mejor película de Helena Taberna, errores de dirección y guión tiene, sí, también una resolución tramposa que no está a la altura del resto del conjunto, pero estamos ante una película que conseguirá ponerle a más de uno los pelos de punta gracias a una atmósfera muy cuidada en la que los contrastes de su fotografía convierten a Gran Canria en un hermoso pero siniestro lugar donde desarrollar esta historia de sectas. ¡Ah! Y siempre es un placer poder escuchar las hermosas partituras de Ángel Illarramendi, uno de los mejores compositores que hayan existido en la historia del cine.

+ Las segundas capas y lecturas que esconde el thriller.
- Su tercio final, irregular y tramposo.

PUNTUACIÓN TOTAL:   *  *  *


Reacciones: