Favoritos Twitter

domingo, 12 de junio de 2016

FÁTIMA "todas las mujeres"

Entre las películas que puedes encontrar en la cartelera os hablamos de "Fátima", la última gran triunfadora de los Premios Cèsar donde se impuso a otros titanes como "Dheepan", "Mustang" o "Mi Amor", consiguiendo el premio a la mejor película, guión adaptado y actriz revelación (Zita Hanrot).

Fátima es una mujer musulmana e inmigrante que vive en Francia con sus dos hijas, una adolescente rebelde que se niega a seguir las tradiciones y una joven promesa de la medicina. A través de su duro trabajo como limpiadora luchará por sacar adelante a su pequeña familia, a la vez que intentará descubrir sus lugar en el mundo.

Centrada en un momento sociopolítico como el asunto de la inmigración en Europa, sobre todo en Francia, y en cuestiones tan actuales como la integración cultural y la crisis de los refugiados de Siria, Philippe Faucon nos sumerge en el núcleo de una familia de inmigrantes musulmanes formada por la Fátima del título y sus dos hijas. Sin embargo, el relato se aleja bastante del cine de crítica social al que nos tiene acostumbrado nuestros vecinos galos, acercándose más a un retrato intimista y reflexivo sobre los lazos familiares y la importancia de la comunicación.

Philippe Faucon se sirve de una cabeza de familia musulmana y practicante, limpiadora del hogar, mujer de mil y un trabajos, que hará todo lo que sea con tal de sacar adelante a sus dos hijas y darles la mejor educación posible. Ahí es donde triunfa "Fátima", evita el maniqueísmo y se centra en un retrato certero y realista de la dura vida de esta mujer, reflejo perfecto de tantas mujeres que se desloman desde que sale el sol para darle a su familias todo lo mejor.

Una película narrada sin grandes artificios, desprovista de música o de un montaje electrizante, que se apoya en un guión sólido y un seguimiento de personajes que roza el voyerismo en el sentido que posa la mirada sobre las aparentes superfluas cotidianidades de los tres personajes principales para construir en el fondo un atractivo, inteligente y profundo mosaico sobre las relaciones materno filiales. Un reflejo delicado e inteligente de una sociedad construida por personas de diferentes lugares y lenguas, en la que las barreras emocionales del lenguaje pueden emerger desde dentro de la propia familia.



Más allá de las cuestiones sociales o religiosas, Philippe Faucon se lanza de lleno en un homenaje a todas y cada una de esas mujeres que silenciosamente hacen que nuestros hogares o trabajos reluzcan. Mujeres semi transparentes para la sociedad, que con su duro trabajo no pretenden más que ofrecer algo mejor a sus descendientes, la vida que ellas no pudieron llevar. Para ello explora estas cuestiones desde tres ópticas diferentes, perpendiculares en su recorrido como son la de la propia Fátima luchadora y el contrapunto de sus hijas: la responsable y la rebelde. Sus reflexiones, sus actos, el modo en que se sitúan en la sociedad ya no como hijas de inmigrantes, sino como mujeres, es uno de los grandes logros de "Fátima", una perfecta oda a la mujer luchadora.

Reposada en su ritmo, Faucon se sirve de un cuenta gotas en la narración para ir dosificando la información necesaria para que el propio espectador sea quien saque sus propias conclusiones en este drama nada fatalista ni sensiblero que conseguirá tocar la fibra sensible a cualquier persona que se acerque a descubrir a esta mujer luchadora, valiente, con sus propios miedos, reflejo de todas y cada una de las mujeres que sacan adelante a sus familias sin importar país, religión o cultura.

+ Su compleja simplicidad.
- Resulta algo corta en su metraje.

PUNTUACIÓN TOTAL:  *  *  *  y 1/2








Reacciones: