Favoritos Twitter

lunes, 19 de octubre de 2015

SEGUNDO ORIGEN "el amor salvará la humanidad"

Bigas Luna se encontraba trabajando en la adaptación de la novela "Mecanoscrito del Segundo Origen" cuando saltó la noticia de su fallecimiento. Tras esta situación, Carles Porta se hizo cargo del proyecto que ahora llega a los cines.

Alba (Rachel Hurd-Wood) y Didac son dos jóvenes que sobreviven a un holocausto, bien extraterrestre bien catástrofe natural, siendo las dos últimas personas de la tierra. A partir de ese momento deberán aprender a sobrevivir y descubrir que para continuar con la especie humana deben procrear.

Inevitable es el querer buscar en la película de Carles Porta algún rastro del espíritu de Bigas Luna y su cine, y uno podría pasarse la película analizando detalles como la importancia de la mujer como protagonista, la relación sexual que se establece entre los dos omnipresentes personajes, la relación con la naturaleza, y así un largo etcétera que impediría disfrutar del conjunto final de la película. 
Bien es cierto que aunque su director sea Carles Porta, se deja bien claro el homenaje y participación del director catalán en la adaptación de una de las novelas más leídas en lengua catalana, todo un éxito de ventas desde hace décadas entre el público juvenil.

"Segundo Origen" es una historia de ciencia ficción, o más bien parte de un planteamiento cercano a este género como es la misteriosa desaparición de todos los habitantes de la tierra tras un fatídico fenómeno meteorológico, que no llega a describir cuál es, pero que deja como amenaza ante el drástico cambio meteorológico que se está acelerando en las últimas décadas. A partir de dicho planteamiento, la película deriva en una historia de supervivencia y sobre todo, de amor. No es una historia de amor al uso, aléjense los más acérrimos  seguidores del género romántico, aquí se plantea una historia en principio delicada entre dos personas que sobreviven y están condenadas a continuar la especie humana, teniendo muy en cuenta los sentimientos que puedan surgir entre ambos.  Éste es uno de los puntos fuertes de la película, cuando se impregna de tranquilidad, armonía y ese espíritu nostálgico en el que nos encontramos a dos nuevos Adán y Eva que descubren una segunda oportunidad estando en contacto con la naturaleza.


Sin embargo, la película en su tercio final toma una deriva, a pesar de que apareciera en la novela original, que hace que el resultado sea dispar y naufrague finalmente. Cuando un tercer personaje hace aparición en la historia, el guión se precipita, quiere ir con prisa, y no sabe hacia dónde dirigir su camino, dando lugar a unos diálogos y situaciones que resultan excesivamente poco creíbles, ya habiendo comulgado precisamente con la premisa inicial de la película. Tanto los pequeños momentos de acción o el poco emocionante clímax hacen que salgamos de la proyección con cierta desilusión y creamos que estamos ante una película que no acaba de encontrar qué es lo que quiere contar, y tal y como se sienten los protagonistas en su aventura, encontramos a un director y una película que se halla perdida, casi tanto como una Rachel Hurd-Wood que cada vez que habla tenemos la sensación que por dentro está preguntándose "¿qué hace una chica como yo en un sitio como éste?".

+ Su cuidada producción, muy respetable.
- El guión muy tópico.

PUNTUACIÓN TOTAL:  *   * y 1/2





Reacciones: