Favoritos Twitter

martes, 18 de septiembre de 2012

TOTAL RECALL "¿por qué?"

Año tras año los cines se llenan de remakes con la misma velocidad que las mentes de Hollywood se quedan sin ideas originales, ahora toca el turno de versionar/copiar al clásico futurista de los noventa de Paul Verhoeven de mismo título.

En un mundo futurista, Douglas ( Colin Farrel ) es un trabajador que se siente que su vida no tiene sentido. Tras utilizar los servicios de la empresa Rekall, que convierte los sueños en recuerdos, se convierte en el objetivo número uno de un estado totalitario.

Siendo claros, uno se hace la pregunta, ¿era necesario una nueva/igual versión de la original? Los productos debieron pensar que ante una película buena como fue la primera, con un gran presupuesto y un director solvente ante películas de acción con grandes dosis de efectos especiales, no les quedaría más que ganar dinero. No es por pensar mal, pero no puedo más que imaginar esta razón para justificar dicho horror.

Escrito entre siete personas, debieron pensar que copiar literalmente el original con algún que otro toque, sería suficiente, que el resto lo haría el director. Pero, no: ni los excelentes efectos especiales ni el ritmo frenético que Len Wiseman se empeña en dotar a la película, consiguen salvar los muebles de una película que nacía ya muerta.
Wiseman, creador del universo "Underworld", de las cuales solo se salva la primera, que era una película muy interesante, y la notable "La Jungla 4.0", recoge el testigo de Verhoeven, pero se le observa incapaz de aportar nada nuevo. Ni los constantes intentos de dar profundidad al conjunto, ni como ya hemos dicho, el frenético ritmo, resultan interesantes.
Es más, parece abandonarse a la acción y los efectos y por lo menos pasar rápido el trance, y nos deja una película que ni interesa y no hace más que engrosar la lista de remakes insulsos e innecesarios que jamás pasarán a la historia y que hacen caer carreras, tanto de directos como de actores.

Ante tanto sinsentido tenemos a un Colin Farrel, que no es precisamente lo peor de la película, pero que en ningún momento llega a creerse nada de lo que ocurre, pero que parece disfrutar la presencia de las bellas damas con las que comparte cartel. El problema es que ellas sí que se encuentran más perdidas que el protagonista. Kate Beckinsale resulta pesada y tediosa por momentos, con una sobreactuación digna de manual y Jessica Biel le han dado un papel tan mal escrito que poco puede hacer más que poner morritos. Eso sí, verlas pelear por lo menos hace que no te grites a tí mismo cómo pudiste tirar el dinero que gastaste en comprar la entrada de la película y, ¡que el IVA nos pille confesados!

+ Visualmente intenta aportar algo más al original
- Es un completo horror

PUNTUACIÓN TOTAL: *


Reacciones: