Favoritos Twitter

jueves, 19 de abril de 2018

FESTIVAL DE MÁLAGA 2018 "el día en que EL MUNDO no fue SUYO y otras decepciones"


Seguimos en el Festival de Málaga, queremos pedir disculpas si ayer buscasteis nuestra crónica de la jornada del martes. Por asuntos laborales y cinematográficos, que os contaremos más adelante, no pudimos sentarnos a escribir una crónica.

Pero, hoy volvemos a la carga y os contamos cómo fue la jornada del miércoles. Ya vamos acercándonos a la recta final del Festival, y tenemos que ir reflexionando sobre las películas que hemos visto. Si seguís nuestras crónicas, y las redes sociales, podéis comprobar que no estamos muy satisfechos con el nivel de las películas de este año. 




















La sintonía general de este año es que nos encontramos con películas muy flojas para participar en la Sección Oficial. Y, queremos reivindicar que la Sección Málaga Premiere tiene algunas películas que perfectamente podrían haber entrado entre las elegidas para la Sección Oficial como "Solo" de Hugo Stuven o "Jefe" de Sergio Barrejón.

¿QUE HEMOS VISTO?

EL MUNDO ES SUYO de Alfonso Sánchez

Contexto: seis años ha tardado en ver la luz la secuela de "El mundo es nuestro". Tras el éxito que tuvo en la Sección ZonaZine en 2012, Alfonso Sánchez estrena a lo grande en la Sección Oficial.

¿De qué trata? Rafi (Alfonso Sánchez) y Fali (Alberto López) son dos señoritos sevillanos que siempre han hecho lo que han querido. Un día, Rafi le pide a Fali que le ayude porque le debe 60.000€ a una mafia rusa por un dinero que le prestaron para un negocio sin futuro. Durante veinticuatro horas recorrerán diferentes escenarios de Sevilla en una huida que no tendrá vuelta atrás.

¿Qué esperábamos? Una digna especia de secuela a espíritu de "El mundo es nuestro", con el mundo inteligente y ácido que la caracterizó. Además, de encontrarnos con algunos de los personajes de la primera película.

¿Qué hemos encontrado? Una secuela a lo grande, sobre todo a nivel de presupuesto y técnico, con dos personajes que no son tan carismáticos como los quinquis de "El mundo es nuestro". Una mala digestión entre "Torrente 2" y "Airbag".

Nuestra (breve) crítica: los personajes escritos, y también protagonizados, por Alfonso Sánchez se han ganado a pulso e insistencia de su creador un lugar de referencia en el humor de la última década. Los conocidos "compadres", que han llenado horas y horas de sketches, tanto en Youtube como en la obra "Patente de Corso", por fin tienen la oportunidad de protagonizar y plasmar su aventuras y peculiar manera de ver la vida en una película.






















"El mundo es suyo" tiene un raro gusto de ser secuela, porque en el fondo no lo es. Cualquier persona ajena al mundo del "enterismo" puede acercarse a esta comedia y seguirla perfectamente sin notar diferencia. Alfonso Sánchez aprovecha el tirón de su ópera prima, hace un juego de palabras y nos presenta otros personajes, además de otros conflictos. Se lo vamos a perdonar, si el gran Garci ya lo hizo con "Asignatura aprobada", podemos perdonar esta "trampa" en los títulos.

Lo que ya no nos reconforta tanto es la pérdida de toda la frescura de aquella película. Somos conscientes que es lo normal en las secuelas, aunque esta no sea realmente una. Pero, en el aumento de presupuesto y de "seguridad" en la realización del proyecto encontramos un acomodamiento que no precisaba una película como esta.

El gran valor de "El mundo es nuestro" es que la capacidad de crítica, y crónica social, que realizaba a través de unos personajes encerrados en un atraco, pero no a través de la mirada de sus dos protagonistas, sino de la de todos. En "El mundo es suyo" el problema es ese, querer mostrar como reflejo veraz y fehaciente lo que sus dos descerebrados y llenos de tópicos creen. 

Debido a esto, hacemos un alargadísimo recorrido por una Sevilla en la que los protagonistas se meten en líos y se encuentran con una serie de personajes que a través de la mirada de estos comprados los convierten en una caricatura, un estereotipo. La mayor culpa radica en un guion en el que vemos "obligados" a los protagonistas a pasar por diferentes niveles, como si de un videojuego se tratara, en el que tendrán que salir indemnes de unos personajes que reflejen los diferentes conflictos actuales de este país. La fórmula del encuentro y la huida acaba agotándose antes de la mitad de la película.

Cierto es, que no es una mala película, pero tampoco es buena, ni una digna sucesora de los que fue el movimiento de "El mundo es suyo". Aquella ganaba en unos diálogos que eran dardos para suplicar la falta de recursos técnicos, que se notaban, pero que no importaban. Sin embargo, la superación en la parte técnica y estética de "El mundo es suyo" no es suficiente para suplir una comedia, en la que costará reírse, y en la que sus protagonistas no tienen la gracia ni el carisma que precisaban.

Veredicto final: comedia a la que le faltan risas, le sobran momentos forzados y pierde el espíritu de su antecesora. Aprueba, pero no es suficiente.

Puntuación: 5,25/10

+ Mar Saura, en su breve aparición se come la película.
- Su fórmula se agota rápidamente.

HACERSE MAYOR Y OTROS PROBLEMAS de Clara Martínez-Lázaro

Poco os podemos contar de esta película, dirigida por la hija de Emilio Martínez-Lázaro, debido a que cuando hemos acudido al pase de prensa no nos han dejado entrar.

La película se proyectaba en la Sección "Estrenos especiales". En nuestra programación, se anunciaba el pase de prensa y publico. Queremos explicar que cuando es "pase de prensa", con acudir a la sesión con la acreditación es suficiente. Cuando no es "pase de prensa" hay que sacarlas previamente por una plataforma para sacar las entradas, en la que esta película no se encontraba.

Para nuestra sorpresa, nos anuncian que la prensa no puede pasar, porque están todas las butacas vendidas, que tendremos que esperar por si alguna persona no acude e iremos entrando por orden de haber llegado. Finalmente, todos los periodistas que estábamos ahí, nos hemos tenido que quedar sin entrar. Aunque todos no, una periodista de "renombre", que estaba en la misma situación, ha entrado aludiendo a que es conocida y que el equipo de la película la conocía. Algo que hemos reclamado a las personas que nos impedían el paso.

Conclusión, la prensa no ha cubierto este estreno. Una vez que hemos acudido a reclamar, nos han intentado convencer que el error era nuestro, que teníamos que haber sacado entrada previamente. Al demostrar que eso no era posible, un encargado nos quiere hacer ver que hemos llegado tarde como primera excusa, tarde para esta persona era llegar 10 minutos antes de su proyección (había otros periodistas que habían llegado 20 minutos antes). Al comprobar que esta excusa tampoco funcionaba, directamente ha echado la culpa al cine Albéniz por vender las entradas sin tener en cuenta que había que guardar asientos para la prensa.

Como esto tampoco nos convencía, este responsable nos ha indicado que la prensa finalmente sí que ha entrado, que al enterarse del problema han reservado butacas para la prensa. Una auténtica mentira, que le hemos hecho ver, porque nadie de los que estábamos fuera ha entrado, salvo esa "renombrada" periodista que para ella sí que se la ha encontrado facilidad para entrar.

Para finalizar esta desagradable situación, solo tenemos que decir que, la mayor perjudicada es la película, que se ha visto privada de la repercusión que tiene en un festival que la prensa vea tu película.

BENZINHO de Gustavo Pizzi

Esta es otra de las películas de Sección Oficial que se proyectan por la tarde y el Festival embarga su crónica o crítica hasta la rueda de prensa, y no podemos decir nada de ellas.

Dado que hoy nos sentimos defraudados por la organización, lo sentimos pero nos vamos a saltar esa norma, no haremos la crónica ni la crítica, porque nosotros respetamos las normas de la organización. Tan solo diremos que estamos ante la mejor película que hemos visto durante el Festival de Málaga.

Puntuación: 7/10




Reacciones: