Favoritos Twitter

jueves, 16 de agosto de 2012

THE AMAZING SPIDER-MAN "lifting al super-héroe"


Un lavado de cara, un pilling, un lifting…después de “Spider-man 3” era difícil retomar el arácnido personaje sino era reinventando la franquicia. En un mundo post Christopher Nolan, estaba demostrado que una saga de superhéroes manoseada y maltratada podía resurgir cua ave Fénix de sus cenizas, como se vio del paso de “Batman&Robin” a “Batmn Begins”. Tan solo hay que volver a contar lo mismo, pero de otra forma, y si puede ser más oscura mejor. Con este planteamiento llega a los cines el reboot de Spiderman llevado a cabo por Marc Webb, director que sorprendió con “500 días Juntos”, una de las películas más interesantes de los últimos años.
Sorprende que un director como éste haya aceptado dirigir una película de superhéroes, aunque se dice que estaba estipulado en su contrato para poder dirigir “500 días de verano”. Webb tenía un doble reto, ni calcar el “Spider-man” de Raimi ni convertir su película en un “Spider-man begins”, pero a la vez intentar mezclar lo mejor de ambas.

Nos encontramos a un Peter Parker, que aunque sigue siendo tan pardillo como siempre, resulta sorprendente carismático, que arrastra el dolor del abandono de sus padres, dando al personaje una dimensión diferente  de la que Raimi nos enseñó. Junto a esto, deciden cambiar a la protagonista, porque Mary Jane resultaba muy escurridiza y le costaba al protagonista tres películas,entre idas y venidas, hacerla completamente suya, por lo que nos ponen a una Gwen Stacy más receptiva con el protagonista, relegando así al personaje a un mero florero. Por lo demás, poca novedad, ahora nos encontramos a otro villano, que como siempre quiere destruir la humanidad y a Spiderman, y éste la verdad es el que resulta menos interesante, y letal, de todos las personas contra las que ha luchado el héroe.

Y es que alguno se preguntará, ¿por qué no paramos de comparar con las películas de Raimi? Porque es inevitable, porque además tanto los guionistas(tres concretamente)como el director tampoco pueden olvidarlo, algo que sí conseguía Nolan, crear un mundo distinto. La historia está en los cómics, pero es en ese afán de no repetirse con la película original, que resultan cansinas todas las escenas que cuentan lo mismo pero que cambian la situación o lo que sea, por ejemplo la muerte de tío Ben, por lo que acaba siendo el conjunto menos sorprendente.

A pesar de todo esto, la película es disfrutable como producto veraniego, siempre dejando la sensación que al estar concibida como una franquicia, estamos tan solo ante la presentación de los personajes, ahí es donde empieza a coger ritmo y tono al final de la película, sobre todo al asentar la base de la relación entre Stacy y Parker.

Cuando el director nos muestra aspectos de Spiderman que no habíamos visto, donde se siente más cómodo, es aquellas partes que resultan sacadas de “500 días de verano”, pero que agradecen el toque de frescura, divertidas escenas en las que un ya transformado Spider-man, trepando muros recibe llamadas de su tía para ir a comprar huevos, o cuando descubre sus poderes patinando. Por lo que podemos ver a un director atado de pies y manos, ofreciendo lo que le han dicho que ofrezca, pero que en ciertos momentos es capaz de brillar, clamando que para otra entrega, si es que está dispuesto a dirigirla, le dejen dar rienda suelta a su imaginación y ofrecer una visión diferente del personaje.

A pesar de que en toda el metraje nunca pierdas el recuerdo de la película de Raimi, se puede disfrutar, además de ofrecer una divertida interpretación de Andrew Garfield que resulta menos irritable que el interpretado por Tobey Maguire, a pesar de que pasado un día olvidemos la película totalmente.

+ Andrew Garfiled, pasa la prueba con notable
-La falta de personalidad de la película

PUNTUACIÓN: * * *
Reacciones: