Favoritos Twitter

jueves, 28 de junio de 2012

RED STATE "la violencia al servicio de una idea"

Kevin Smith, director de películas como "Clerks" y "¿Hacemos una porno?", se pasa al género de terror, aunque en sí no sea una película de dicho género al más puro estilo. Ganadora de dos premios en el último Festival de Sitges, mejor película y mejor actor para Michael Parks.

La historia comienza en una pequeña localidad de Estados Unidos donde tres adolescentes caen en una trampa de una pseudo iglesia fanática que se caracteriza por su odio a los homosexuales sobre todo, y que en su pequeña comunidad se dedican a matar a personas que consideran pecadoras. A partir de ahí se desata un infierno, en el que también participarán las autoridades cuando descubran que algo va mal.

Singular película, que a pesar de ser una película de terror, nunca juega con las reglas, no pretende dar sustos a los espectadores, sino mostrarnos lo terrorífico que puede ser el fanatismo y la manipulación de las personas mediante el uso, aquí de la religión, pero que bien podría extrapolarse a otros campos como las ideologías políticas u otros tipos de activismos.
Con un comienzo un tanto confuso, donde no se sabe quiénes son los verdaderos protagonistas, Kevin Smith nos hace ver que realmente no lo es ninguno, sino que todos y cada uno están al servicio de su película y lo que quiere contar, dejando al lado la posibilidad de héroes que sobreviven, y con una extrema crueldad elimina personajes sin ningún tipo de piedad.
Pero, esto no es un defecto, a pesar de que el no tener un protagonista claro sea un arma de doble filo.

Lo más terrorífico de la película es el largo discurso del jefe de la pesudo iglesia, o secta, en la que habla sin ningún tipo de tapujo de cómo la gente que no son como ellos deben morir y acabar en el infierno, y digo terrorífico, porque demuestra el poder que se puede ejercer sobre las personas tergiversando una idea y haciendo que otras personas sean soldados de tu causa.

Smith nunca tiene claro en qué género se mueve su película, y es ahí quizás donde flaquea porque tan pronto estás ante un thriller de sectas, que pasa a una película de acción con disparos y policías por doquier, pero a pesar de esto merece ser vista la película, por las ideas que transmite y las buenas interpretaciones de todos los actores, sobre todo Michael Parks, Melissa Leo y John Goodman.

+ El mensaje de la película
- Deambula por demasiados géneros


PUNTUACIÓN TOTAL: * * *
Reacciones: