Favoritos Twitter

martes, 5 de junio de 2012

BLANCANIEVES Y LA LEYENDA DEL CAZADOR "mucho ruido y pocas nueces"

Este 2012 se conmemoran los 200 años del cuento de los Hermanos Grimm "Blancanieves" y los estudios se han lanzado a sacar partido al acontecimiento,primero con una versión más cómica e infantil con Julia Roberts(no la hemos visto por lo que de momento no podemos opinar) y con la que nos ocupa nuestra crítica ahora.Más tarde llegará el que sea la aportación más interesante,la española dirigida por Pablo Berger,muda y en blanco y negro.

El debutante Rupert Sanders, experto en el mundo de la publicidad, da el salto al largometraje de la mano de un guión escrito a tres manos,entre sus guionistas se encuentra el director de la lacrimógena pero interesante The Blind Side y por otra parte el de la violenta y poética Drive.
Esta mezcla tan singular de guionistas parece más que diseñada por los productores a la hora de actualizar el famoso cuento y darle una "vuelta de tuerca": ofrecer un divertimento cercano a la estética Tolkien y a la par no traicionar el espíritu romántico e infantil del original.

Es en el guión donde la película empieza a hacer aguas,parece como si los guionistas, reunidos durante horas y en una interminable lluvia de ideas fueran aportando ideas de cómo contar lo mismo de otra forma, y el resultado es un collage cinéfilo en el que la buena mano del director logra salvar un insulso guión con imágenes bonitas y momentos de estética de videoclip, apuntamos cierto plagio a La Princesa Mononoke en los seres fantásticos.

Básicamente el reclamo de la película es el gran protagonismo de la reina malvada, interpretada por Charlize Theron, haciendo que todo lo que la rodeara fuera tenebrosidad y sensualidad, a la vez que para atraer al público masculino se ofrecen luchas de espadas y batallas épicas. Sin embargo, todo lo que se veía en un muy prometedor trailer, tan solo consigue defraudar, porque aunque el director intente todo lo posible por entretener, las más de dos horas de tedioso videoclip hacen desesperar al espectador, a la espera continua de que aparezca la grandiosidad que tanto prometían, y la raíz de todos estos problemas es como hemos dicho un guión flojo, empeñado más en cambiar los aspectos conocidos, olvidando en darle una linealidad y grandiosidad que la historia merecía.

Pero, dentro de los problemas más básicos que sufre la película, uno puede evadirse de éstos e intentar disfrutar algunos momentos bastante conseguidos, como la parte del bosque mágico, donde una Kristen Stewart, con cara pseudo-orgásmica se da cuenta que es la elegida para derrotar a la reina. Y hablando de la protagonista, parece que está ahí de paso, poniendo los mismo mohines crepusculares, y continuamente, a pesar de que en muchas escenas intenten afear a Charlize Theron, no puedes parar de pensar que tanta historia y drama cuando Stewart ni es más guapa ni mejor actriz que Theron, que parece haber disfrutado un personaje histriónico y muy (malvadamente) divertido.
¡Ah!Y el cazador,interpretado por Chris Hemsworth, a pesar del intento de darle un pasado dramático, parece que está ahí de paso, a la espera de un mejor papel donde demostrar su talento.

Acabando, una película que para pasar un (largo)rato de este principio de verano, que a veces consigue ofrecer momentos visualmente vistosos, pero que no trascenderá más allá del afán palomitero de los magnates cinematográficos. Esperaremos ansiosos, el tercer asalto del cuento, el español, que quizás como dicen: "a la tercera va la vencida"

+ La propuesta visual,a pesar de que no sea suficiente para tapar el insulso guión
- Lo que podría haber sido, y lo que al final fue


PUNTUACIÓN TOTAL: * *
Reacciones: