Favoritos Twitter

jueves, 25 de septiembre de 2014

SAN SEBASTIÁN 2014:"Magical Girl:¿a la vista una obra maestra?"

Día muy bueno en la Sección Oficial, donde se han presentado dos películas muy positivas como "Eden" de Mia Hansen-Love y la sobrebia "Magical Girl" de Carlos Vermut, que desde este momento es nombrada como la película más importante del festival.




SECCIÓN OFICIAL


EDEN de Mia Hansen-Love.

Singular segunda película para el día de hoy, nos encontramos con la propuesta de Hansen-Love sobre la vida de un joven Dj francés de música garage desde sus inicios en los años noventa hasta la actualidad.

Si en "Félix et Meira" (que luego os hablaremos) encontramos el trasfondo y significado de la película con los sus constantes silencios, Mia Hansen-Love se propone todo lo contrario, que durante sus más de dos horas y bajo el constante ruido de música electrónica y de discoteca seamos capaces de empatizar con otra historia de rápidos ascensos y caídas crueles en el mundo artístico.

La pasión que la directora imprime a "Eden" se puede percibir y sentir durante casi la mayor parte del metraje y así de esta forma describirnos un mundo donde no todo es lo que parece, aun estando en lo más alto sus protagonistas no viven en la abundancia. Ésta y otras estimulante reflexiones nos plantea a ritmo de "French Touch" y conocedora de la existencia de multitud de películas sobre músicos y artistas y sus caídas estrepitosas de la fama, decide no recrearse ferozmente con su protagonista ni tanto en las alegrías ni en los excesos y adicciones con la droga, algo que es de agradecer y de esta forma aporta otro punto de vista bastante interesante.

Rodada con garra y fuerza y mostrándonos a una galería de personajes que entran y salen de la vida de este Dj que nunca envejece, estamos ante una película muy notable, que sin ser del todo redonda y con fallos en alguna de las elipsis argumentales, ha conseguido que hasta para aquel que desconozca o incluso no soporte la música de la que hace uso en la película, se pueda disfrutar de la película que una inquieta Mia Hansen-Love ha presentado en el Festival.


Para ello, sigue los pasos de su protagonista que le pone cara el casi novato Félix de Givry, que carga a sus espaldas con un personaje con muchos matices y supone todo un reto interpretativo, sobre todo para alguien que casi es su primera incursión en cine, haciendo que empatices y te sientas identificado con la búsqueda de sí mismo que está en constante momento realizando.

Lo Mejor: encontrarle un significado tras tanto ruido.
Lo Peor: la resolución de algunos personajes no está cerrada bien del todo.

PUNTUACIÓN: 8.25 /10


MAGICAL GIRL de Carlos Vermút.

Una de las películas más esperadas de la edición de este año, mucho se venía hablando de ella desde hacía tiempo y los pases de prensa previos al festival habían hecho aumentar el interés con los buenos comentarios recibidos.
Una vez llegado el momento de ver la película de Vermut no podemos calificarla de otra forma que estamos ante una obra perturbadora, asombrosa, irónica, cruel, sorprendente, cautivadora, eléctrica, potente, desgarradora y muy divertida.

La película gira en torno a un conjunto de personas cuyas vidas se van cruzando a raíz de la decisión que toma Luis (Luis Bermejo) de chantajear con dinero a Bárbara (Bárbara Lennie) para poder comprar un carísimo vestido a su hija con leucemia. Bárbara que no le puede contar nada a su marido hará todo lo posible e incluso todo lo inimaginable para conseguir el dinero, aunque se ponga en peligro su propia integridad.

La segunda película de Carlos Vermut ha supuesto toda una sorpresa que confirma definitivamente el talento de director y lo sitúa como un realizador inigualable con una capacidad de contar historias de una enorme rareza a través de unos personajes que en principio parecen normales.
Pero, nada es normal en el cine de Vermut y esta "Magical Girl" todos esconden un lado oscuro y una faceta tenebrosa que llevan con una naturalidad pasmosa, algo que le dota a la película de un tono de humor satírico que hasta en los momentos más duros y perturbadores es capaz de sacar la risa al espectador.



A través de un apabullante guión en el que todos los sinsentidos aparentes cobran finalmente un significado, Vermut es capaz de crear situaciones surrealistas con diálogos más que imposibles, pero magistralmente deliciosos. Uno de los guiones mejor escritos en los últimos años, con una construcción de personajes muy inteligente y la creación de situaciones límites, pero perfectamente divertidas.

Carlos Vermut ha realizado una obra con mayúsculas, con muy pocas cosas o casi ninguna que reprochar, con una constante sensación de misterio, donde deja muchos asuntos sin descubrir o por lo menos sin revelar qué es lo que ven o hacen los personajes, algo que te remuerde por dentro y hace que te mueras por saber los misterios que se esconden más allá de las puertas que atraviesan los personajes. Sin embargo, es algo que no va en contra de la película, sino que más allá de nuestra malsana curiosidad, otorga a la película de aura perturbadora e incómoda que le hacen ganar puntos por momentos.

Y bajo la piel de los personajes se esconden un conjunto de actores en puro estado de gracia, donde una desgarradora Bárbara Lennie se como literalmente la pantalla con una interpretación de auténtica locura, un trabajo de contención tan tenso que pone la piel de gallina y hace que te recorra una gota de sudor frío en numerosas ocasiones. Esperemos que este trabajo haga que se le reconozca en forma de premios a una actriz que en cada una de sus interpretaciones se deja el cuerpo y el alma.

¡Bravo por "Magical Girl"! 

Lo Mejor: dejar libre a la imaginación qué ocurre tras la puerta de la salamandra negra.
Lo Peor: no saber cuál será la siguiente película que nos sorprenda tanto como ésta.

PUNTUACIÓN: 9.5/10




FÉLIX ET MEIRA (FELIX Y MEIRA) de Maxime Giroux.

Ni un aplauso, ni un silbido. Nada, no se ha escuchado nada en el pase para la prensa. Algo raro, porque normalmente siempre hay alguien que se decide a arrancar algún que otro aplauso aun en las películas más difícilmente aplaudibles y en otros casos si es devastadora los silbidos y pitidos no faltan.

¿Qué ha pasado con la película canadiense que abría la jornada de hoy? ¿No ha gustado a nadie? A la salida de la proyección hemos podido comprobar que no, que había opiniones de todo tipo, pero creemos que como nosotros y el resto de compañeros el resultado final de la película nos ha dejado igual que ella, sin fuerza.

La historia de amor imposible entre un hombre perdido y una judía jasídica casada y con una hija debería ser suficiente como para estimular la Sección Oficial. Un tema jugoso e interesante que podría servir para ahondar y retratar dos formas diferentes de ver la vida.
La película comienza con fuerza planteando varias cuestiones y haciendo que el espectador esté antento mientras ve cómo se desarrollan los hechos. Sin embargo, a medida que va avanzando la película ésta pierde gas y poco a poco se va deshinchando hasta que uno se queda igual que el amor que viven los protagonistas, sin fuerza.


El director le imprime mucho respeto y comprensión a sus protagonistas, algo que es de agradecer, no es maniqueo en ningún momento y no decide en mostrarnos unos arquetípicos personajes. Fácil hubiera sido retratar al marido ultrareligioso como alguien malvado y cruel y a Meira como una víctima desamparada. Lo que hace es abordar la película de forma que entiende la situación de las tres personas que forman este extraño triángulo amoroso, los personajes son como son, si lados oscuros ni blancos, los retratas con extremo respeto y pulcritud.

Quizás esta pulcritud sea la responsable de que uno se vaya alejando y distanciando poco a poco de la película y que ésta vaya perdiendo fuelle poco a poco al abordar una historia de amor en la que apenas vemos ésto y donde el dilema que se plantea a los protagonistas apenas consigue remover a uno por dentro.

Giroux ha rodado una película que no se le puede acusar precisamente de ser mala, porque no lo es, tan solo resulta correcta, pero es algo que no se puede permitir o por lo menos desaprovechar con un tema tan jugoso como el que se trata en la película.


Lo Mejor: la manera en que no juzga a los protagonistas.
Lo Peor: demasiado aséptica en sus formas.



PUNTUACIÓN: 5.5





Reacciones: