Favoritos Twitter

viernes, 30 de diciembre de 2011

AMIGOS(o cómplices de esta farsa)

El debut en el cine de Marcos Cabotá y de Borja Manso (este último ya dirigió el documental Real, la película) deja una sensación agridulce y extraña. Pensada como una comedia ácida, quiere hablarnos de la superficialidad en el mundo televisivo y de la amistad, adornado con un par de chistes, pero su problema es que ni se atreve a profundizar en la crítica que propone ni te hace reir como sus productores te la venden, a excepción de algunos momentos con Diego Martín

La película comienza cuando tres amigos muy dados a las apuestas se enteran que un cuarto amigo ha muerto, del cual llevaban separados mucho tiempo a raíz de una apuesta/broma muy pesada. Al morir éste les deja en herencia 17 millones de euros, pero solo se los llevará el que acumule más audiencia en televisión. A partir de aquí, uno se entra en Gran Hermano y le hacen pasar por transexual, otro acude a un programa de reencuentros al estilo "El diario de Patricia" para buscar a su familia peruana que supuestamente lo dio en adopción(aunque es mentira) y el otro le graban mientras un  pseudo Farruqito le atropella.

El punto de partida es muy interesante porque podría haber funcionado como una crítica a las televisiones, a su voraz forma de buscar audiencia sea como sea, pero la película toma otra ruta y se va por la comedia. Lo que ocurre es que ni es tan divertida como pretende ni sus momentos de crítica le pueden salvar los muebles. La posible respuesta al por qué puede encontrarse si se buscan de dónde viene el dinero de la película: Telecinco, el rey de los cotilleos y la telebasura.

Rodada con frescura y un trío de actores muy entregados y unas secundarias también a la altura (genial Goya Toledo), no puedes parar de pensar en el aspecto de telefilm que le rodea constantemente con una dirección de fotografía tan pésima.

+ Sus actores
- Que hubiera funcionado mejor como película de denuncia

PUNTUACIÓN: **
Reacciones: