Favoritos Twitter

viernes, 6 de noviembre de 2015

ISLA BONITA "para encontrarse, primero hay que perderse"

Tras pasar por el Festival de San Sebastián y participar en la innovadora Seccion Zabaltegui, se estrena este viernes la última comedia de Fernando Colomo, director de varias de las mejores comedias del cine reciente español.

Fer (Fernando Colomo), es un publicista sesentón en horas bajas que decide huir a Menorca para grabar una especia de documental, o de encontrar inspiración. Por cosas del destino, acaba alojándose en casa de una famosa y enigmática escultora (Nuria Román) y de su hija Olivia (Olivia Delcán), siendo esta última quién le hará descubrir que existe una segunda oportunidad.

Después de alguna que otra descafeinada película estrenada en los últimos años, como "La Banda Picasso" o "Rivales", Fernando Colomo da un salto al cine más underground. Presupuesto reducido, cámara en mano, y sin ir de la mano de los dos grandes mecenas del cine espanol como AtresMedia y Mediaset, Colomo se lanza a la aventura de rodar una comedia situada en Menorca, contando nada más que un equipo reducido, y unos actores con muchas ganas de pasárselo bien, incluyendo al propio director.

La filmografía de Colomo está plagada de películas, muchas de ellas comedias, con espíritu urbanita, bebiendo en su justa medida del espíritu del cine de Woody Allen. Sin embargo, no ha sido hasta su última película, la más alejada de este estilo, la menos encorsetada, donde hemos podido comprobar parte de la magia que tanto ha encandilado al público de las películas de Woody Allen durante décadas. Esto es debido a la unión de una serie de personajes, cada cual más atípico, metidos en unas situaciones tan peculiares, que convierten a "Isla Bonita" en una película muy fresca, desenfadada, logrando convertirse en una de las grandes sorpresas del cine español de este año, siendo una de las mejores comedias no solo de la temporada, sino de toda la filmografía del director, ¿si acaso la mejor?



A medio camino entre el falso documental, película experimental y comedia desenfadada, Colomo se autorretrata, quizás autoparodia, en un director en su senectud, falto de ideas y de trabajo, que se refugia en la aparentemente tranquila isla de Menorca, para encontrarse a sí mismo. Convierte de esta forma a la película en un certero y muy tierno retrato generacional, donde los problemas y discusiones de cuarentones que vivían en Madrid entre escarceos amorosos y divorcios, han dado paso a sesentones que siguen teniendo los mismos problemas que antes. Y es a través de esa mirada que el propio Colomo ofrece, tanto delante como detrás de la cámara, que hace que "Isla Bonita" sea todo un canto de libertad, de amor, de juventud, una oda a la naturaleza y una película en la que la frescura e ingenuidad de los jóvenes puede aportar su grano de arena a la sabiduría de los más experimentados, encarnado de este punto de vista a través de una sorprendente Olivia Delcán, que con su personaje demuestra que el experimentado Colomo tiene todavía mucho que aprender de la vida.

Sin ningún interés de querer dar lecciones, sin encontrar moralina por ningún lado, Colomo nos ofrece su película más personal, una comedia que a través de unos alocados personajes podemos ahondar verdaderamente en la mente de su director, que se muestra transparente y sincero. Y no podía ser de otra forma, que siendo su máximo protagonista, como el mejor Woody Allen, exponiéndose peligrosamente de esta manera, pudiendo ser carne para asador, víctima de sí mismo. Sin embargo, su (ya descubierta) vis cómica, mezclada con unos aires de tierno patetismo, lo convierten en el verdadero motor de la función, haciendo a veces muy difícil de saber qué es ficción y qué realidad, y ofreciendo de esta manera grandes dosis de risas, porque no nos olvidemos que estamos ante una comedia, en la que el público disfrutará y reirá con las mil y una aventuras que vive el director en su estancia en uno de los lugares más mágicos del planeta, Menorca.

Porque si Colomo es el principal personaje, Menorca es el principal protagonista de esta película, que consigue encontrar belleza en todos y cada uno de los planos que filma, recorriendo todos los lugares de la isla a manos de una intrépida Olivia Delcán, que está clamando ya nominación al Goya revelación. Muchos directores se han acercado a filmar a la famosa isla, Medem consiguió que medio mundo quisiera conocerla gracias a "Lucía y el Sexo", pero es Fernando Colomo quien más se acerca a lo que siente su gente, habiendo sabido extraer su más pura esencia, y la de sus gentes, convirtiendo a "Isla Bonita" en una hermosa visita turística en la que sus protagonistas vivirán sus amores y desamores a golpe de carcajada.

+ Su frescura y naturalidad.
- Los flashbacks extraídos de películas de Colomo, rompen con el resto del relato.

PUNTUACIÓN TOTAL: *  *  * y 1/2



Reacciones: