Favoritos Twitter

lunes, 1 de junio de 2015

NUESTRO ÚLTIMO VERANO EN ESCOCIA "los dramas no son para el verano"

La cartelera veraniega, aunque estemos todavía en primavera, comienza a asomar y se estrena una de esas películas que distribuidores dejan para el buen tiempo, comedia familiar con tintes dramáticos y altas dosis de buen rollo. La película de la nominada al Oscar por "Perdida" Rosamund Pike y el protagonista de "Doctor Who" David Tenant pasó por la pasada edición del Festival de Valladolid, donde competía por la Espiga de Oro en la Sección Oficial.

Doug (David Tenant) y Abi (Rosamund Pike) son un matrimonio que está viviendo una separación. A pesar de ya no vivir juntos, deben asistir junto a sus tres hijos a Escocia para celebrar el cumpleaños del abuelo, enfermo de cáncer, aparentando que viven como una familia feliz. Sin embargo, las mentiras y los secretos deberán dejarse de lado cuando los tres hijos precipiten una delicada situación a la que deberán hacer frente como una familia unida

Comedia familiar británica al uso liderada por dos rostros británicos conocidos, tanto Romanud Pike como David Tenant, lideran esta película sobre las difíciles relaciones de pareja, la paternidad, el engaño en la que una familia se embarca a pasar las que serán las vacaciones más decisivas de su vida. Con un cierto aroma a "Pequeña Miss Sunshine", algo que homenajea y sin embargo no pretende ocultar ciertos paralelismos argumentales, "Nuestro Último Verano en Escocia" es una interesante película que plantea una historia a priori al uso para luego dar un giro sorprendente que hace que deje de ser una película convencional para dar paso a un curioso y divertido y a veces profundo retrato familiar.


Secretos, pasiones, mentiras y muchas mentiras. Este es de lo que nos quieren hablar sus dos directores, planteada como unas bonitas vacaciones en la que una desestructurada familia deberá hacer frente a sus problemas y dar la cara ante la situación que se les a a plantear y un servidor no está dispuesto a revelar, debido a que el desconocimiento será la mejor arma de esta película, el acudir a ella con la mirada limpia y sin saber el as en la manga que se reservan sus directores para sorprender al espectador.

Si antes hablábamos de la similitud con algunos pasajes de la exitosa "Pequeña Miss Sunshine", Andy Hamilton y Guy Jenkin saben desligarse a través de un humor muy británico, muy ácido y algún que otro momento memorable en el que conseguirán tocar la fibra sensible al espectador, que al igual que los protagonistas de la historia podrá reconocer las mil y un situaciones que observa e interiorizarlas e identificarse con ellas, gracias sobre todo al gran trabajo de unos actores entregados que ponen su cara David Tenant y Rosamund Pike, a los que sus directores no pretenden juzgar ni buscar verdaderos culpables y ofrece una mirada en la que cada uno actúa de la forma más humana y verdad que pueden. No sólo de los adultos vive la película y son esos tres pequeños actores el verdadero motor de "Nuestro último Verano en Escocia", la química que tiene, su espontánea naturalidad y el desparpajo que muestran hacen remover el mundo de mentiras y secretos de los adultos. Algo a lo que apela la película, el liberarse del encorsetamiento del mundo de los mayores y ser libres.

"Nuestro Último Verano en Escocia" se plantea como una despreocupada película, sin más intención que hacer pasar un agradable rato al espectador, una película ideal para la temporada primavera-verano, que sin embargo consigue dejar algún que otro poso y hará que más de un espectador salga de la sala con una sonrisa complaciente.

+ La incómoda mala leche de la que hace gala.

- Algún secundario que no encaja muy bien con el resto de personajes.

PUNTUACIÓN TOTAL: ★ ★ ★ 




Reacciones: