Favoritos Twitter

viernes, 1 de mayo de 2015

TIEMPO SIN AIRE "voces quebradas que no consiguen alzarse"

El fin de semana de estreno de la secuela de "Los Vengadores" se estrenan doce películas más, una locura para intentar repartirse al tarta de la taquilla. Entre todas las aspirantes se encuentra el drama "Tiempo sin Aire" de Andrés Luque y Samuel Martín Mateos que vuelven al cine tras su debut en 2009 con "Agallas", un drama con el conflicto colombiano como telón de fondo que se presentó en el Festival de Málaga.

María (Juana Acosta) es una enfermera colombiana que ve cómo su vida es destruida cuando los paramilitares violan y matan a su hija. Con la pista de una foto de uno de ellos ( Félix Gómez)  junto a su novia (Adriana Ugarte) viaja hasta Canarias para vengarse y recuperar el aire que le robaron.

El cine siempre ha sido un gran medio para plantear cuestiones morales y dilemas al espectador. Uno muchas veces recurrido es el de la venganza y como uno de sus mayores exponentes encontramos a la reina de todas ellas, la Uma Thurma de "Kill Bill" de Quentin Tarantino.
André Luque y Samuel Martín Mateos plantean una vez más la cuestión de la venganza pero desde el drama, aunque a veces la película cuente con algún que otro tinte de thriller. Para ello nos presenta a una protagonista que se recorre medio mundo con la intención de cumplir su propósito aunque la película rápidamente toma el rumbo del melodrama mientras que incorpora a personajes que intentan plantearle a la protagonista el oportuno dilema moral como es el que interpreta Carmelo Gómez, en un rol muy alejado al que nos tiene acostumbrado.

La cuestión de "Tiempo sin Aire" no es la desviación en el camino que deciden sus guionistas y directores, sino que no acaba la película por coger la forma adecuada navegando por una gran cantidad de subtramas y flashbacks que además se empeñan en explicar, haciendo que pierdan todo su sentido. En alguna ocasión la película parece que quiere volar, cuando por fin se centra la historia en un personaje en concreto pero justo en ese momento un cambio de ritmo y de rumbo hacen que volvamos al punto de partida.


Hay varios momentos en los que sus directores parecen haberle puesto garra a la hora de rodar y se puede bien apreciar que hay empeño en su haber, sin embargo uno de sus grandes problemas es un guión tramposo que juega demasiadas veces con el espectador para que las piezas puedan encajar a la perfección. Pero, en más de una ocasión se tiene la sensación que ciertas decisiones de los protagonistas no resultan creíbles, resultando impostadas, haciendo que nos alejemos de la mirada de esa protagonista que en su rabia y dolor no consigue encontrar el aire para vivir, el verdadero drama de la película que en ocasiones parecen no recordar sus directores.

Una lástima el resultado final de la película, que es cierto que se puede ver fácilmente sin desagradar al espectador, pero que con un material tan jugoso entre manos podría haberle sacado mucho más partido, haciendo que se revolviera algo en las entrañas de quien se acerque a este drama, cosa que no ocurre y pasará por nuestros ojos como un correcto drama que en un quiero y no puedo intentar plantea superficialmente cuestiones como el sentido de la venganza y la paz interior que busca el personaje de una Juana Acosta que hace que gracias a ella mejora el resultado de "Tiempo sin Aire" con su desgarradora mirada y su voz firme pero a la vez quebrada, únicamente bien secundada con la siempre interesante e intensa Adriana Ugarte, gran roba escenas de la película.

+ Juana Acosta demuestra otra vez más todo su potencial.
- Un guión que no acaba por encontrarse a sí mismo.

PUNTUACIÓN TOTAL: ★ ★ Y 1/2





Reacciones: